BLOG
Mi mundoHistorias InspiradorasRecetasAlimentación EspecialAutismo
RECETAS
EBOOKS
SOBRE MÍ
CONTACTO
TIENDA
Harinas
Cereales
Vitaminas
Golosinas
© 2014 Mamá Especial - Todos los derechos Reservados.

Afrontar comentarios negativos - Parte II

Afrontar comentarios negativos - Parte II
 
   

Muchas veces solemos subestimar los instintos de los niños y suponemos que es a ellos a quién tenemos que educar con respecto a la inclusión. En mi opinión particular estamos equivocados, si bien los niños tienen muchas dudas y cometen errores, tienen más disposición y comprensión hacia niños especiales que los mismos adultos, y si bien hay que educar tanto a niños como adultos,  es a éstos últimos a quienes hay que educar con mayor esfuerzo,  puesto que ya vienen configurados con una predisposición al rechazo ante lo diferente y lo desconocido. No quiero decir que sean malos, pero si de alguna u otra manera no están acostumbrados a tomar con naturalidad las diferencias, evitan miradas y conversaciones, no saben cómo actuar ante personas con discapacidad y a veces hasta sin querer utilizan palabras inadecuadas, en los peores casos encontramos a algunos adultos que no se acercan por miedo a "contagiarse" o ser "agredidos". Si te llegaras a encontrar a un niño que tiene actitudes como las ya mencionadas, te aseguro que no son naturales y espontáneas, sólo fíjate en sus padres y sabrás la educación que recibe.

Presta atención al comportamiento de niños y adultos por separado cuando están con un niño especial y te darás cuenta. El niño probablemente tenga curiosidad por las diferencias y preguntará hasta quedar satisfecho, luego intentará compartir con el niño como pueda,  se reirá de algunas cosas y tal vez sus juegos no sean adecuados, pero no será de mala intención sino de inocencia.  En cambio el adulto,  al darse cuenta de una vez sentirá lástima o desconfianza, no querrá preguntar ni involucrarse en el tema (por temor de molestar o herir), tratará de ignorar al niño para que no piensen que lo mira mal,  tal vez lo haga un par de veces (sin intención) y finalmente tratará de alejar a su hijo y evitar que jueguen juntos por temor de que su hijo salga lastimado o lo culpen si algo pasa.

No todas las personas actúan así, es probable que te encuentres en el camino a personas que no teman incluir a tu hijo, pero claramente hay que empezar a educar a los adultos, para que así puedan manejar mejor la información cuando les toque transmitirla.

 

Transformando los Comentarios Negativos en Resultados Positivos 

 

En la primera parte de este tema hablé sobre las maneras incorrectas en las que a veces solemos afrontar los comentarios negativos hacia nuestros peques y/o nuestro desempeño como madre, también les conté un poco cómo ha sido mi experiencia afrontando estos casos. Así que en esta parte les voy a compartir mis recomendaciones de cómo convertir los comentarios negativos en resultados positivos:

1. Respirar profundo, esto te ayudará a calmarte un poco antes de responder y ayudará a controlar tus emociones

2. Piensa bien lo que vas a decir antes de hablar, sé que es difícil, pero al responder debemos demostrar que somos personas capaces de manejar la situación y no personas que hagan pensar a los demás: "si así es la mamá, que se puede esperar del niño"

3. Si es una persona que intenta ayudar, agradece el gesto y explica lo que está sucediendo, tal vez podría ayudarte. En caso de no poder hacerlo, es una persona que conoció de cerca a una Súper Mamá y seguro aprendió algo nuevo

4. Si es una persona que viene a criticar, explica lo que está sucediendo y deja claro (pero de buena manera) que tú tienes la situación bajo control. Te aseguro que cambiará su actitud y tal vez intente ayudar,  de lo contrario será quien quede mal ante los demás y no tendrá otra opción que retirarse

5. Nunca te avergüences ante los demás por tu hijo, ignora las miradas y susurros incómodos, yo sé que es difícil y nos hace sentir mal, pero prestarle atención a estas cosas nos resta equilibrio emocional,  nos hace perder tiempo y nos hace dudar de nuestro rol de madre y créeme cariño, no existe nadie en este mundo mejor que tú para manejar situaciones difíciles con tu peque. Sólo recuerda quién es más importante para ti ¿Tu hijo o los demás?

 

 Por más difícil que parezca ¡Sí se puede! y siempre debemos pensar que cada persona que se topa con nosotros en estas situaciones siempre aprenderá algo nuevo,  de nosotras depende que aprenda algo positivo o negativo.

 

 

 

Comentarios