BLOG
Mi mundoHistorias InspiradorasRecetasAlimentación EspecialAutismo
RECETAS
EBOOKS
SERVICIOS
SOBRE MÍ
CONTACTO
SERVICIOS
Sesión 1 a 1
© 2014 Mamá Especial - Todos los derechos Reservados.

Diferencias entre Afianzadores y Reforzadores

Diferencias entre Afianzadores y Reforzadores
   

Al conversar con las mamás de esta linda comunidad sobre temas de conducta y cómo la abordan con sus peques, con frecuencia manifiestan que no saben qué son los reforzadores y los afianzadores, incluso hasta confunden ambos términos, aún cuando los usan con sus peques, la verdad es que no conocen los términos ni el propósito de cada uno.

Puede que las palabras “Afianzadores’’ y “Reforzadores”  te resulten confusas y probablemente te suenen parecidas, pero su concepto y propósito no tienen nada que ver. A continuación te voy a explicar cada uno de los términos para que puedas identificarlos y darles un mejor manejo en el abordaje de la conducta de tu peque.

Afianzadores

Son aquellos objetos que nos dan confianza, nos hacen sentir seguros  y que siempre llevamos con nosotros. Puede ser cualquier tipo de objeto y no sólo se limita a los niños, pues también los adultos los utilizamos con frecuencia sin darnos cuenta, por ejemplo, un afianzador puede ser un collar que te dejó tu abuela, para los católicos puede ser una cadena con una cruz o un escapulario, para los deportistas puede ser su amuleto de la suerte como sus calcetines especiales, entre otras cosas. Muchas veces solemos llamarlo como supersticiones o creencias, pero en realidad es algo psicológico y emocional que genera un apego para sentirnos mejor y más seguros en nuestro día a día.

Un ejemplo sencillo del uso de un afianzador es Dumbo y la pluma, su afianzador fue la pluma y sin ella sentía que no podría volar. Así mismo sucede con nuestros peques, la mayoría tiene un afianzador, ya sea una muñeca o peluche que no suelta para nada, una mantita o almohadita, una pelota o carrito que siempre tiene en la mano o en nuestro caso, un Tigger de peluche que ha acompañado a Juan desde bebé y que es su compañero de aventuras.

Reforzadores

El refuerzo se utiliza para aumentar la probabilidad de que ocurra un comportamiento específico mediante la entrega o la eliminación de un estímulo inmediatamente después del comportamiento. Aquí no hablamos de premio o castigo sino de consecuencias a las conductas y acciones.

El reforzador en sí, es algo gratificante que recibimos cuando hacemos alguna acción positiva o alcanzamos un objetivo. En este caso asociamos la realización de una conducta positiva con la obtención de una consecuencia agradable, haciendo que el aprendizaje de nuestros peques se vaya adaptando a reforzamientos mediante consecuencias. Si bien en un principio los reforzadores más eficaces y potentes suelen ser objetos importantes o comidas favoritas de nuestros peques, no necesariamente tienen que serlo, se utilizan en un principio para que entiendan cómo funciona la negociación y luego se van migrando a emociones o estímulos  motivadores para el peque.

Algunos ejemplos de objetos importantes pueden ser el acceso a juguetes especiales, videojuegos, tablet, TV, es decir, cualquier aparato o juguete de preferencia del peque. En el caso de los reforzadores motivacionales o emocionales pueden ser sonrisas, dedito arriba en señal de “muy bien”, aplausos, abrazos, mensajes positivos, etc.

Muchas personas suelen confundir esto con chantaje e incluso lo llaman “método canino de premios”, pero eso no es cierto, en realidad los reforzadores enseñan al peque a distinguir las conductas positivas de las negativas y que de manera consciente ir disminuyendo las negativas y aumentando las positivas. También les enseña a negociar, lo cual es una excelente herramienta para disminuir berrinches y rabietas, pues al fin y al cabo, todos negociamos y hacemos esfuerzos en la vida cotidiana para lograr un objetivo y recibir una consecuencia agradable, por ejemplo, los adultos trabajamos a cambio de una remuneración gratificante, estudiamos en una universidad para obtener un título, corremos maratones o nos inscribimos en competencias para recibir medalla, entre otras cosas.

 

Comentarios